El lume técnico, origen de la leyenda negra -y falsa- que vincula al personal de las brigadas forestales con buena parte de los incendios que asolan Pontevedra

Está considerada como una de las técnicas más eficaces, pero, a la vez, con más riesgo a la hora de combatir los grandes incendios que periódicamente asolan la comarca de Pontevedra. Se le conoce como lume técnico y consiste en combatir el fuego con fuego, una acción que, en gran parte es culpable de la leyenda negra, a la par que falsa, que relaciona al personal de las brigadas forestales con buena parte de los incendios. «Ás veces, é certo porque, por desgraza, en todos os colectivos hai ovellas negras, pero son casos puntuais. Outras veces o rumor de que son os propios da Xunta os que prenden lume ao monte ten a orixe nesta técnica», reconoce Félix Pérez de la Fuente, presidente de la Asociación profesional dos Axentes Forestais e Medioambientais de Galicia (Aprafoga).

Y es que es el propio desconocimiento de las estrategias de extinción el que puede hacer que uno asuma que son los propios brigadistas los que están alimentando las llamas originando nuevos focos por delante de la cabeza del incendio principal. La realidad es que están realizando una suerte de contrafuego con la intención de frenar el avance de un fuego, normalmente caracterizado, por «unha velocidade de propagación moi elevada e cunha grande intensidade que non nos permite atacar á cabeza directamente».

Ante este situación, según explica el presidente de Aprafoga, se opta por enfrentarse a las llamas de forma indirecta actuando por delante -en ocasiones, varios centros de metros- del frente principal. De este modo, tras estudiar el avance de las llamas, se establece un punto donde intervenir. «Tratase dunha superficie que supostamente se vai queimar xa co incendio. Presuponse que vai ser menor o dano xerando un contralume que o que cause o propio incendio», matiza Pérez de la Fuente.

Establecida la zona, «préndese fogo en contra para aproveitar as correntes de succión, xa que os dous frontes de fogo atraense», apunta. La idea es que la cabeza termine chocando con el foco causado intencionadamente por las brigadas y termine extinguiéndose al alcanzar un área donde no tenga material combustible del que alimentarse.

Fuente: https://www.lavozdegalicia.es/noticia/pontevedra/2020/08/02/combatiendo-fuego-fuego/0003_202008P2C5991.htm

 

Comparte isto!:
Esta web emprega cookies. Podes ver aquí a Política de cookies    Ver Política de cookies
Privacidad